25 de enero de 2010

Mara Aranda y Solatge el 12 de febrero de 2010 a las 20h en el IX ciclo de los Viernes de la Tradición

 

imageCon este concierto se cumple el concierto número 100 de este ciclo de músicas tradicionales que ha venido repasando desde el 10 de marzo de 2006 todo el panorama músical de músicas de raíz.  Además es el primero del IX ciclo que hasta el verano nos deleitará una vez más con la nueva selección de conciertos.

  Mara Aranda y Solatge es el nuevo proyecto que une a algunos de los músicos más destacados de los últimos años en el ámbito de las músicas tradicionales. Y lo hacen con el objetivo de aportar una nueva mirada sobre el repertorio popular de Cataluña, las Islas Baleares y el País Valenciano: una tierra con una misma lengua, pero con diversos lenguajes musicales y con un patrimonio sonoro abundante y diverso. Romances, cantos de trabajo, piezas de danza, cant d'estil, jotas o canciones de cuna.... Clásicos como La porquerola, La dansa del vetlatori, Mareta, La petenera o La dama d'Aragó, ahora revisitados por un grupo de músicos con una trayectoria larga y prestigiosa, que añaden un toque de virtuosismo a las viejas melodías tradicionales, enriqueciéndolas con nuevos matices, variaciones y improvisaciones sobre las estructuras originales, extrayendo de los instrumentos populares nuevos ritmos y sonoridades. La cantante valenciana Mara Aranda es conocida internacionalmente gracias a su trabajo con los grupos L’HAM DE FOC y AMAN AMAN.

Museo Etnográfico el Caserón

Pablo García-Rayo

Plaza de la Constitución s/n

28701  San Sebastián de los Reyes (Madrid)

Tfno..:  916 258 852

Entrada gratuita

http://viernesdelatradicion.blogspot.com/

 

Como muestra algunas de sus canciones:

ROMANCE DEL MONTAÑÉS / BALH DE GARRÒTS

De las comarcas pirenáicas de Jacetania, Alto Gállego y Sobrarbe (redoladas pirinencas de Chazetania, Alto Gálligo y Sobrarbe), bajaban los romances aragoneses hacia el llano de los Monegros siguiendo las rutas naturales de los rebaños y las mercancías. Allí fue recogido este célebre romance, conocido también como el “Romanze de Marichuana” y conservado en su aragonés original. Parece que se solía cantar en Castillón de Monegros la víspera de la fiesta de Santa Ana. Como la propia canción, el protagonista baja del Pirineo buscando esposa y echa raíces en el llano. Sigue al romance una melodía aranesa de baile de bastones muy popular en otras comarcas catalanas.

De los altos pirineos
m’en bajé a la tierra plana
por cortejarle a una dona
que marichuana se llama.
Las mangas de lo gambeto
me llenaron de manzanas.
“Si te quiés casar con yo,
piénsatelo Marichuana.
Las alhajas que yo tengo
las diré en pocas palabras:
tengo una sartén sin coda
Que me la dio la tía Juana,
tengo una olla desansata
que me la dio la tía Urbana,
y también tengo un espedo
que me lo fize de caña”.
Preparemos lo bodorrio
con toda la parentalla.
Y vino el señor rector
con un sombrero de palla;
Y luego me preguntó
si quería a Marichuana
Y también le contesté
palabras muy escusatas:
que siempre la voy siguiendo
como lo buco a la cabra.
Y para cenar pusieron
una poca carne asada,
y pusieron unas coles
porque a todos nos gustaban.
Y estando a mitá de cena
sentimos ya la gaita
y nos marchemos ta’l baile
a bailar cuatro tocatas.
Y estando a mitá del baile,
lo miembro que se estiraba.
Y nos marchemos ta casa,
nos echemos enta cama,
hicimos un par de alforchias
de cuatro varas de llargas;
hicimos uno mocé
más hermoso que la plata.
Y lo mandemos ta’l mundo
a hacer el trica la traca.
Con esto y que darte adiós,
hermosísima Marichuana,
el romance ha terminado.
No debiera terminar,
en Castejón de Monegros
siempre hubiera de durar.

QUATRE TRAGINERS

Los arrieros llenaban caminos y sendas con el chirriar de sus carros y el resonar de las herraduras de las bestias. Transportaban mercancías y noticias, siempre expuestos al ataque de bandoleros y malhechores, durmiendo al raso y desplazándose por rutas imposibles.
El cancionero tradicional reserva un espacio para glosar sus heroicidades y sus miserias, especialmente en territorios de topografía arisca y vientos despiadados. En el Pallars, en el Ripollés, en la Ribagorça, donde los pasos del Pirineo alimentaban leyendas y rumores, se cantaban canciones como ésta, desfigurada por el tiempo pero todavía tocada de un halo inquietante.

Quatre traginers
que a la riereta porten cascavells.
El manto molt llarg,
l’aigua se l’enmena riereta avall.
Reclamen els sants,
els sants i la Verge.
La justícia els pren,
els sants i la Verge,
la justícia els pren.
I a la mitja nit
si els hi anat a veure la Mare de Déu,
si els hi anat a veure amb claus a les mans.

http://www.mara-aranda.com/web/mp3/SOLATGE-DERIA/Quatre%20traginers%20-%20Track5.mp3

 

Más en:

http://www.mara-aranda.com/web/solatgederiacast.htm

0 comentarios:

Publicar un comentario

Busca en Muévome

Bailando

Histórico