23 de mayo de 2014

Las elecciones amañadas: elecciones al Parlamento europeo 2014


#25M
Amañadas en el sentido de ocultación de información y publicación de información equívoca. Tampoco digo que estén especialmente amañadas, "es lo normal". Faltan pocos días para las elecciones europeas del 2014. Pocos días para seguir manteniendo la vana esperanza de que las cosas van a mejorar. Los “mercados” han concedido una tregua a Europa y todos los pronósticos publicados provenientes de diversos organismos prestigiosos desde hace unos meses nos vienen vaticinando un futuro cada vez mejor, revisando sus previsiones, siempre positivamente. Los gobiernos se han podido jactar así que esta mejoría se debe a sus políticas y han solicitado una renovación de la confianza. Nadie se ha atrevido a desmentirles, lo más que han osado decir, con razón, es que hay mucha gente que está muy mal y que esta supuesta mejoría iba a beneficiarles bien poco. Pero la situación es más grave que nunca, en todos estos años no se ha hecho otra cosa que empeorar la situación y el futuro cada vez es más negro. Las políticas desarrolladas hasta ahora han llevado a un punto muerto. Los consumidores tienen menos dinero que nunca disponible para gastar y las empresas no tienen incentivos para invertir en un entorno de demanda menguante y de deudas imposibles de saldar. Y eso después de crear un drama social de consecuencias imprevisibles. Millones de familias se han quedado sin ingresos estables y predecibles y muchas de ellas sin sus casas. Todo esto lo saben muy bien los bancos y esta es la razón de que presten tan poco dinero a particulares y empresas pequeñas, a pesar de que es su negocio; saben que no van a poder devolvérselo, no ven una mejoría previsible en el futuro. Si alguien quisiera saber por adelantado cuándo de verdad mejorará la situación bastaría con fijarse en el comportamiento de los bancos. Por otra parte, tenemos un signo claro  de la situación de estancamiento en la que nos encontramos: la menguante inflación.

La inestabilidad social provocada debería expresarse democrática y pacíficamente en las urnas con el surgimiento de opciones que nos saquen de este caos pero el control de la información con el que cuentan los que gobiernan impide o cuando menos retrasa el que surjan alternativas de gobierno. Esto lleva a que millones de personas confíen más en encontrar soluciones en las calles que en las urnas creando el caldo de cultivo para una frustración y  violencia crecientes.  Y la calle en el mejor de los casos puede conseguir derrocar a un gobierno o deshacerse de un dirigente pero la situación posterior generalmente es mucho peor que la anterior como demuestran todas las revoluciones recientes, y remotas. No tiene ningún control sobre los acontecimientos posteriores. Tras las celebraciones por la supuesta victoria siempre viene detrás la dura realidad. Los poderosos, antiguos o nuevos, consiguen hacerse de nuevo con el control de la situación y se inicia una espiral de violencia que acaba por agotar las ganas de nuevos cambios.

En el caso del Estado español la situación previsible sino se producen cambios importantes antes, es su desmembramiento. Primero se separará Cataluña y luego vendrán otros territorios, en algunos casos con episodios violentos. La gente lo verá como la única solución para mejorar su situación. El hecho de que no se permita la secesión legal llevará a situaciones violentas y a una salida desordenada del Estado español con un previsible descontrol en los nuevos Estados, que puede llevar a que los dirijan las personas equivocadas con políticas contrarias a los intereses de sus ciudadanos. La alternativa al desmembramiento sería un Estado español policial con un férreo control de las disidencias.

Finalmente mi conclusión es que el que se quiera a sí mismo y a sus conocidos tan sólo un poco y se preocupe por el futuro que vaya este domingo 25 de mayo de 2014 a votar en las elecciones europeas a cualquier partido que ofrezca una solución al desmadre provocado en las últimas décadas. Si por el contrario alguien no se quiere o no le preocupan los demás que no dude en votar al PP o al PSOE.

El futuro está en nuestras manos y no tiene porqué ser tan negro como el que se vislumbra desde el presente.

 Si alguien todavía duda a quien votar aquí tiene una dirección para informarse mejor de todas las opciones (aunque no se comparta la opinión del autor ofrece mucha información penosa de recopilar):

Busca en Muévome

Bailando

Histórico