30 de octubre de 2012

Galicia 2012, previsiblemente las últimas elecciones que ganará el PP en su historia

#EleccionesGallegas #GlobalRevolution

Flag_of_Galicia.svg El vuelco electoral en las últimas elecciones legislativas en Galicia ha quedado bien patente. El PP ha perdido 135.000 votos (el 17,2% de sus votantes) en tan sólo tres años a pesar del poder económico y mediático que posee allí, el PSOE unos 230.000 (el 44%). Los analistas del PP acertaron al adelantar las elecciones por interés propio. Pero estuvieron a punto de llegar demasiado tarde. Se salvaron gracias a la dispersión del resto de los votos.  Votos que se fueron a la abstención (del 35% al 45%), los votos nulos, los votos en blanco y a un buen conjunto de partidos variopintos que no llegaron a conseguir escaño. El resultado es que el PP ha conseguido una mayoría absoluta en Galicia con sólo 653.934 votos, el 24,25% de los posibles 2.696.566 votos del censo. ¡Y todavía lo celebran como una gran victoria!

Ahora les toca gobernar el período más duro de su historia con el menor respaldo en las urnas y en la calle. Las medidas adoptadas hasta ahora parecerán una tontería comparadas con las que adoptarán en los próximos años. Medidas que llevarán al paro a cientos de miles de gallegos, que dejarán sin casa a otros tantos, que hipotecarán el futuro de los jóvenes gallegos, que disminuirán la calidad de vida de los jubilados y llevarán a la miseria previsiblemente a la cuarta parte de los gallegos. Desgraciadamente, en principio, hasta dentro de cuatro años no serán llamados a las urnas los gallegos  Pero una cosa está clara, los próximos resultados serán bien distintos. Dependerá de la voluntad y pericia de los gallegos el que lleguen a las próximas elecciones desunidos y que, por tanto, vuelvan a gobernar los políticos del PP aliados con el PSOE, o se conforme una asociación de partidos con un mensaje sencillo innegociable que pueda aglutinar las voluntades de los gallegos descontentos y se produzca un vuelco en la situación. Y este mensaje, si no cambian mucho las circunstancias, está muy claro cuál puede ser: la independencia y una constitución gallega. El embrión de una posible asociación ha surgido en estas elecciones pero ha fallado en aglutinar voluntades por falta de tiempo y por no haber podido evitar definirse demasiado en una determinada tendencia. Hay que centrarse en un objetivo común, ya habrá tiempo cuando se consiga de volver a desunirse para manifestar cada cuál su propia ideología: si se consigue la independencia lo primero que habría que hacer es convocar unas nuevas elecciones donde cada partido individual se presentara con su programa completo.

http://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_al_Parlamento_de_Galicia_de_2012

http://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_al_Parlamento_de_Galicia_de_2009

http://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_al_Parlamento_de_Galicia_de_2005

18 de octubre de 2012

Las gallegas también queremos independizarnos del Estado español

No queremos pagar los intereses de la deuda contraída por el Estado español que ya el año que viene va a suponer una de las mayores partidas de gasto. Somos conscientes de que la deuda es imposible de devolver, sólo cabe esperar que la deuda vaya creciendo y que cada vez suponga un mayor desembolso en intereses. No nos sentimos identificadas con esa deuda desorbitada generada sobre todo: por compras de juguetes bélicos por niños grandes que les gusta jugar a la guerra, por préstamos generados por la codicia desorbitada de niños grandes que les gusta jugar con el dinero, por la avaricia de niños grandes que les gusta jugar al poder en la política, por la sed de poder de niños grandes que les gusta jugar a las empresas multinacionales y a los monopolios, …Niños que crearon un campo de juegos a su medida y ahora no son capaces de reconocer que lo han perdido todo.

Reivindicamos el derecho a poder elegir nuestro destino sin estar lastradas por las equivocaciones de otros. Tenemos la oportunidad histórica de poder encontrar nuestro camino. Elegir un sistema constitucional democrático que supere las equivocaciones del pasado. Si muchos españoles no ven la necesidad de cambiar de sistema democrático y repudiar a sus dirigentes nosotras sí y creemos que seremos capaces de encontrar un sistema mejor donde los bancos estén regulados de manera que sirvan a los intereses de los ciudadanos, donde el banco de Galicia genere confianza mediante la transparencia y no los engaños, donde los políticos estén controlados de manera que se les obligue a cumplir sus promesas electorales, donde el sistema judicial no esté supeditado al poder político, donde se controlen de manera independiente las cuentas de los partidos y del Gobierno, donde el Gobierno esté obligado a llevar una gestión completamente transparente, donde las empresas no puedan controlar el mercado monopolísticamente y fijar los precios a su antojo, donde el Defensor del pueblo no sea un miembro de la nobleza o de la élite política y económica, donde unas pocas personas no puedan conceder indultos a los privilegiados sin justificar sus razones, donde …

Muchos dicen que sobran diputados gallegos en Galicia y nosotras decimos que lo que sobran son diputados en el Estado español.

No nos engañan con que somos más pobres y necesitamos la ayuda del resto del Estado Español y de la Unión Europea. Sabemos que desde ahora el dinero que salga de Galicia será para pagar intereses que en nada nos benefician. El Estado Español está en quiebra y la Unión Europea ha entrado en una dinámica nacionalista donde cada uno vela por sus intereses. Sabemos que la Unión Europea no puede admitirnos automáticamente como nuevo Estado pero eso no impedirá que acabemos integrándonos si el proyecto europeo se recondujera y nos sedujera en el futuro. Sabemos que muchos no nos entenderán pero acabarán entendiéndolo porque no podrán seguir engañados indefinidamente.

Ya no nos interesa que nuestros hijos estén obligados a aprender español, idioma de un Estado nada ejemplar que no va a dar trabajo digno a nuestros hijos en el futuro. Más nos valdría aprender otros idiomas de territorios con más futuro.

Para finalizar, sólo decir que creemos que lo que aquí hemos expresado puede suscribirlo cualquier gallego, vasco, catalán, asturiano, leonés, cántabro, navarro, aragonés, extremeño, andaluz, castellano, murciano, valenciano, manchego, …. Ya los portugueses están intentando independizarse del Estado portugués. Unámonos todos en nuestro sueño común.

Suerte y que cada cuál encuentre su camino.

PD: Fijaos en que no hemos utilizado el nombre de España ni el de Portugal sino el de los Estados que se han ido configurando en su seno durante los dos últimos siglos. Por supuesto que seguiremos siendo todos españoles en cuanto habitantes de la misma península ibérica con una historia compartida a lo largo del tiempo, pero eso no implica que debamos vivir sojuzgados por unos poderes que se escapan de nuestras manos.

25 de septiembre de 2012

Paremos esta locura, se están sentando las bases para la próxima guerra civil española y la próxima guerra mundial

#25S #HoyEs25S #GlobalRevolution

25S Nadie debe quedar indiferente, todos estamos involucrados. Estamos asistiendo a un momento histórico. Se está repitiendo la historia que nos llevó a la anterior guerra civil y guerra mundial. Estas guerras no empezaron con la aparición de Franco y de Hitler, aparte de otros personajes tristemente famosos, se fraguaron con la respuesta a la crisis del 29 que llevó a la pobreza a millones de personas en el mundo. Como siempre los más visibles fueron los pobres de Europa (españoles y alemanes como casos más relevantes pero, por supuesto, no los únicos) y los pobres de Estados Unidos aunque el empobrecimiento llegó a todo el mundo. Este empobrecimiento repentino condujo a un clima de violencia y de posturas irreconciliables que desembocaron en las mencionadas guerras. En la actualidad, como aperitivo estamos asistiendo a las guerras civiles en los países islámicos y a la desestabilización política en muchos países asiáticos y africanos. Como casos más paradigmáticos y potencialmente más peligrosos para la paz mundial tenemos Pakistán, la India y China. Pakistán la tenemos en las noticias constantemente. Un país con armamento nuclear está siendo atacada constante e insistentemente por el ejercito de Estados Unidos con las incursiones de sus drones en su territorio con el rechazo explícito del gobierno de Pakistán. La reacción desmedida del pueblo contra Estados Unidos por la película que ridiculiza al profeta puede reflejar el sentimiento bélico que está provocando y la creciente pobreza de los siempre pobres pakistaníes. En la India, un país explosivo siempre a punto de estallar, un parón en su desarrollo podría fácilmente desembocar en una guerra civil especialmente sangrienta. Entre otros muchos problemas hay una minoría de indios musulmanes ¡de más de 100 millones de personas! odiada por un número indeterminado de indios y un conglomerado de estados unidos por la fuerza cuando se constituyó la India al independizarse del imperio británico. China tiene una enorme deuda y un parón de las exportaciones puede llevar al gobierno chino a imitar las políticas occidentales de reducción de la deuda que ya conocemos. De momento se ha embarcado en una lucha de reivindicación de unas islas frente a los japoneses que mantiene ocupado y distraído a su pueblo.

En Europa el panorama es desolador:

  • La economía española según fuentes interesadas en minimizar los problemas sufrirá una depresión durante al menos los dos próximos años. Las previsiones son cada vez peores. El escenario con el que se determinaron las necesidades financieras de las entidades bancarias se puede quedar obsoleto antes incluso de que reciban el primer euro de la línea de crédito prometida. En Grecia ya se ha contraído este año más de un 7% cuando preveían sólo un 5%. Europa en su conjunto no se espera que crezca y EE.UU probablemente vuelva a empeorar su economía en parte por su interdependencia con la europea, en parte porque los partidos, independientemente de qué partido gane, se han comprometido a recortar gastos y aumentar ingresos. España va camino: de los 7 millones de parados (la proporción actual es uno de cada cuatro potenciales trabajadores y llegaremos en breve a uno de cada tres como ya ocurre en algunas comunidades españolas y no resulta increíble que podamos llegar a uno de cada dos como ya ocurre con los jóvenes españoles), del millón de familias que van a perder su casa, de la descapitalización financiera y laboral de su economía. Ni las empresas ni el Estado invierten en investigación ni en mejora de la productividad.
  • La deuda de Europa está creciendo a velocidades crecientes. Las necesidades financieras de España no se van a terminar con la línea de crédito comprometida a los bancos. El resto de los países de la Unión Europea también van a necesitar más dinero al menos para aportar a los mecanismos de rescate. Ya se está estudiando ampliar las cantidades que se tienen que aportar. Los intereses de la deuda ya son prohibitivos para las economías española e italiana y en el futuro lo serán más: no es previsible que estos intereses vayan a bajar. Los países europeos menos afectados financieramente están en un atolladero o siguen prestando cada vez más aumentando su riesgo o pierden su falso relativo bienestar y descubren lo frágil de su situación. Si llegara a producirse una guerra civil en España o una bancarrota del Estado, se encontrarían con millones de parados en sus propios países demandando soluciones.
  • Los bancos europeos están todos tocados y continuamente llegan noticias de nuevos bancos intervenidos.
  • La confianza de los ciudadanos europeos está por los suelos. No se confía en nada.

En los políticos en los que menos. La participación en las elecciones disminuye en todos los países. Los que participan votan a cualquier partido menos al que ha gobernado en último lugar. Grecia ha mostrado en dos elecciones consecutivas su desconfianza en los partidos de siempre y su deseo de probar con otros nuevos. Rumanía ha convocado un referéndum para intentar destituir a su Presidente pero no ha llegado a la participación mínima para echarle a pesar de que la abrumadora mayoría de sus ciudadanos quiere que se vaya. Probablemente sea el destino de todos los países europeos.

En los Gobiernos. Que cada día dicen una cosa. Los gobiernos que salen de las elecciones contradicen todas las promesas electorales con las que han resultado elegidos. El gobierno del PP en España ha hecho todo lo contrario de lo prometido. El gobierno que salió de las últimas elecciones en Grecia se prepara para seguir recortando después de haber prometido renegociar las condiciones de su rescate. En Francia se prometió el crecimiento y dar un vuelco a las políticas económicas. Los franceses siguen esperando. De momento ha anunciado un recorte de gastos y aumento de impuestos en línea con los españoles.

En los Parlamentos. En el caso de España controlado por los que gobiernan. Las leyes hechas a medida de los poderosos.

En los bancos. En España el fondo que garantizaba los depósitos no garantiza ya nada.  Sólo queda el crédito cada vez menor del Estado. Se busca desesperadamente sitios más seguros para el dinero.

En la justicia. Si fue siempre para ricos ahora lo es aún más. En muchas ocasiones ya no se demanda por falta de dinero o falta de confianza en la imparcialidad de la justicia.

  • Se está creando mucho ruido. Se han dado muchas versiones de la crisis y muchas formas de salir de ella que están resultando infructuosas. No hay información creíble en ningún lugar. Se ha engañado continuamente y ni siquiera ha hecho falta ningún wikileaks para desmontar las mentiras. La realidad se ha bastado para rebatirlas.
  • La gente ya sólo busca culpables para lincharlos. Y cada cuál ha encontrado el suyo, en España: Zapatero, Rajoy, Rato, Botín, Merkel, Sarkozy, … o colectivos responsables: los banqueros, los políticos, los alemanes, los griegos, los españoles, los inmigrantes, los derrochadores, los vagos …. La gente está entretenida leyendo artículos que los culpabiliza y soñando con la esperanza de que cuando desaparezcan el mundo mejorará.

A pesar de todos estos signos se sigue pretendiendo engañar a la gente. El mensaje es si os portáis bien ya veréis como salimos todos de la crisis. Pero los que hayan perdido sus casas, los que se hayan suicidado, los que hayan muerto o sufrido secuelas irreversibles por la falta de asistencia médica adecuada, los que no hayan conseguido la formación necesaria, los que no hayan encontrado trabajo al finalizar sus estudios, los que hayan perdido cualificación en sus puestos de trabajo y los parados de larga duración ya no volverán nunca a su situación anterior.

Por otra parte, en España la única esperanza de que saldremos de la crisis es la palabra de Rajoy que no deja de prometer que saldremos de esta. Pero mientras tanto se siguen promulgando leyes que dejarán secuelas en varias generaciones de españoles y acercan la previsible guerra civil.

Ya se empiezan a ver las primeras reacciones. Cataluña y el País Vasco reniegan de la política del Gobierno y se preparan para buscar soluciones por su cuenta. El jefe de todos los ejércitos de España que casualmente es también jefe de estado y rey ya ha advertido que dejen de perseguir ¡quimeras! ¿por qué quimeras? ¿porque se vería obligado a intervenir como jefe del ejército para defender la Constitución que ha jurado? Están surgiendo nuevos partidos con ideas más excluyentes para recoger los votos que perderán los partidos mayoritarios. En breve veremos la desbandada de políticos del PP desmarcándose de la política llevada hasta ahora, creando confusión y dispersión como en Grecia, que siguen gobernando los mismos a pesar de todo.

La situación demanda soluciones definitivas ya, antes de que no haya camino de vuelta. Cuando se desate la violencia las vidas humanas dejarán de tener valor y sólo prevalecerán las ideas del partido en el poder. Todavía estamos a tiempo de parar. Todavía se guardan algunas formas (aunque no quede mucho tiempo).

6 de junio de 2012

La ley del silencio sobre la crisis bancaria en España. ¿Por qué? La intervención inevitable.

portada SOS Espagne Llevamos ya  dos largas semanas de silencio de nuestras autoridades. Este silencio responde a la política de transparencia propuesta por nuestro Gobierno.

La ley de transparencia en su artículo 10 dice que:

“El derecho de acceso podrá ser restringido cuando la divulgación de la información suponga un perjuicio para: (…) Los intereses económicos y comerciales. La política económica y monetaria. (…)”.

Curiosamente no menciona los intereses de quién porque se debe dar por supuesto que son los intereses de los que gobiernan, que son los que deciden cómo se restringe este derecho. En este caso son ellos los únicos interesados en restringir esta información.

Por otra parte en el Artículo 9 dice:

“Se entiende por información pública la que obre en poder de cualquiera de los sujetos incluidos en el ámbito de aplicación de este Título y que haya sido elaborada o adquirida en el ejercicio de sus funciones públicas, siempre y cuando no afecte a la seguridad nacional, la defensa, las relaciones exteriores, la seguridad pública o la prevención, investigación y sanción de los ilícitos penales, administrativos o disciplinarios”.

Nadie puede dudar que la información sobre Bankia y la crisis bancaria afecta y mucho a la seguridad nacional, la defensa, las relaciones exteriores, la seguridad pública o la prevención, investigación y sanción de los ilícitos penales, administrativos o disciplinarios.

Y por si fuera poco el Artículo 13 dice:

Se exceptúan del ejercicio del derecho de acceso las solicitudes que se refieran a información:

  • Que esté en curso de elaboración o de publicación general.
  • Que tenga carácter auxiliar o de apoyo como la contenida en notas, borradores, opiniones, resúmenes, informes y comunicaciones internas o entre órganos o entidades administrativas.
  • Para cuya divulgación sea necesaria una acción previa de reelaboración.

Y claro tampoco puede dudar nadie que es necesaria una acción previa de reelaboración de la información porque las notas, borradores, opiniones, resúmenes, informes y comunicaciones internas o entre órganos o entidades administrativas serían impresentables y el hazmerreir de toda Europa. Y este trabajo de reelaboración sería una pesada carga para el ejecutivo en un momento de trabajo como el actual en el que la prioridad es salvar el cuello, el suyo.

Ha quedado manifiesto que el Banco de España, el supervisor del sistema bancario español, trabaja para el Gobierno y responde ante el, no tiene ninguna responsabilidad ante los ciudadanos. Si al Gobernador del Banco de España le dice el Gobierno que no informe, él se calla. No hace falta enseñarle ninguna ley de transparencia.

¿Por qué ahora se utiliza el silencio en vez de una mentira más?

Porque ya no está claro que puedan seguir ocultando el pastel mucho más. Al Gobierno se le acabó el crédito monetario, y el de confianza. No saben cuánto tiempo más podrán seguir pidiendo dinero al mercado sin mostrar que hacen con él. Pero de momento no han tirado la toalla, estas últimas semanas han dado una muestra patética de imaginación y desesperación para conseguir fondos sin tener que ofrecer información a cambio. A mí me maravilla que todavía se sigan comprando bonos del Tesoro Español independientemente del diferencial que se aplique, ni un 100% sería suficiente si España quiebra antes de un año. Una muestra más de la codicia del mercado y de la creencia mística en la multiplicación del dinero. Pero el mercado tiene un límite en su sentimiento mágico y pedirle el dinero para un rescate bancario de la magnitud que hace falta en España está fuera de cuestión. Así que al Gobierno sólo le queda recurrir a organizaciones supranacionales, pero estas necesitan garantías, que no es más que puedan supervisar cómo se invierte su dinero con el objetivo siempre presente de que se les pueda devolver íntegramente lo aportado. Y esto es precisamente a lo que el Gobierno le tiene terror. Un ojo por encima de su hombro cuestionando todo lo que hacen. Y lo que es peor con acceso a información que es probable que en estos momentos mucha gente esté reelaborando a toda prisa para dejar la casa limpia para los nuevos inquilinos. Por ejemplo, las cuentas de los partidos, que ante una más que previsible debacle electoral van a descuadrar más que nunca. Otro ejemplo, las refinanciaciones de empresas en quiebra propiedad o participadas por los bancos u otros intereses afines. Desde hace varios años no hay crédito para empresas en el que los bancos no tengan intereses y en cambio no han quebrado apenas empresas que “dispongan de crédito” en los bancos, independientemente de sus cuentas de resultados.

El ejemplo de Grecia debería mostrar que se debe elegir otro camino para no repetir los errores cometidos allí. Si los organismos supranacionales prestan sin más el dinero sin preocuparse del bienestar de los ciudadanos se arriesgan a un vuelco electoral que declare nula la obligación de devolverlos. Puede salir un Gobierno que reniegue los prestamos por haber sido utilizados con fines privados en vez de fines reflejados en la Constitución. Que abra investigaciones sobre la gestión de los fondos públicos en Gobiernos anteriores y delimite responsabilidades.  Los organismos supranacionales no deberían arriesgarse a ello. Todos los días vemos en los medio de comunicación la exigencia de estos organismos de que la ayuda la solicite el Estado Español y no entidades privadas para asegurarse la devolución. Sin embargo, si estos fondos son utilizados por el Estado Español de manera fraudulenta puede ser que algún día se demuestre que fueron intereses privados los que manejaron el dinero y no un Gobierno que respetaba los derechos reflejados en la Constitución. Esto debería conllevar un mayor grado de implicación en los asuntos internos del Estado por parte de los Organismos que dirijan el rescate. Y que el Gobierno se oponga aún más a un rescate y busque desesperadamente dinero independientemente del coste económico.

Lo más probable es que España acabe siendo rescatada más tarde o más temprano pero al Gobierno no le importará pagar lo que sea con el dinero de todos para que ese momento sea lo más tarde posible.

21 de mayo de 2012

¿Grecia, revolución pacífica mediante elecciones? ¿Y España?

PIGS Todavía hay quien piensa que Grecia o los griegos son un caso diferente del español. Tiempo al tiempo. Sólo nos llevan unos pocos años de ventaja en el deterioro de su situación por el camino de la austeridad. Todos los que han ignorado a los griegos estos últimos años pensando que se lo habían ganado a pulso van a comprobar en carne propia que también nosotros nos lo hemos ganado sin ser conscientes de ello. Cuando el Gobierno español siga apretando con su programa veremos si se conformarán los españoles. En Grecia en 2009 el 78% de los votos se los llevaron Pasok y ND (izquierda y derecha moderadas representantes de los poderes fácticos de Grecia), en 2012 el 32%. En 2009, representaban algo más del 50% del electorado, en 2012, sólo el 20%. Y aún así intentaron llevar adelante un Gobierno para seguir gobernando en contra de la voluntad popular. Afortunadamente no lo consiguieron. Sin embargo, a pesar de que la mayoría de los partidos están en contra de los acuerdos pactados por los anteriores gobernantes estos no consiguieron tampoco formar gobierno por la dispersión de partidos. Ahora se convocan unas nuevas elecciones previsiblemente inútiles. Lo peor que puede ocurrir es que consigan Pasok y ND sumar una minoría exigua que les permita llevar adelante su programa en contra de casi todos los griegos. A los electores griegos les ha faltado unidad para derrocar definitivamente a sus guardianes.

En España en 2012 el PP y el PSOE juntos sumaron el 73% de los votos, que no llegaron al 50 % del electorado. En los siguientes comicios, en principio para 2015 -- pero nunca se sabe cuándo, ya que en los últimos años ningún gobierno de los países con graves problemas económicos ha logrado completar su legislatura a pesar de contar con mayorías absolutas-- veremos cuántos consiguen. Siempre pensé que el Gobierno posterior al presente del PP sería uno de coalición cuando los electores se dieran cuenta a dónde llevan sus políticas pero ahora con el ejemplo de la reacción producida en Grecia se abre la incógnita de si serán capaces siquiera de poder aliarse en España para formar un nuevo gobierno. Desde esta nueva perspectiva se abre un probable hueco electoral del 68% de los votantes o del 80% del electorado para el resto de los partidos. En Grecia casi todos los votos perdidos por los partidos mayoritarios han ido a parar a nuevos partidos más que a partidos preexistentes.

De la experiencia griega se aprende que no basta con que el pueblo vote a otros partidos, ya que a pesar de que los anteriores partidos mayoritarios han perdido casi todo el apoyo popular todavía existe el peligro de que lleguen a formar Gobierno y lleven adelante sus políticas antipopulares.

La manera más segura de que se produzca un cambio sería el que los nuevos partidos se presentaran en coalición con un programa de mínimos que permitiera un amplio consenso.

Para el caso español, en estos momentos, a mí se me ocurre que las condiciones mínimas con las que deberían presentarse a las próximas elecciones son:

El compromiso de elaborar una nueva Constitución, que entre otras muchas cosas evite o al menos dificulte el control de todos los recursos del Estado por unos pocos individuos para su interés particular. A algunos políticos no les bastaba con controlar el Congreso, el Senado, el Gobierno, el Tribunal Constitucional, el Tribunal Supremo, el Tribunal de Cuentas, el Banco de España… ahora también pasarán a controlar las televisiones y radios públicas. Ahora mismo la dirección de un sólo partido, controlado por quién sabe quién, controla la elaboración de las leyes, el Gobierno, la administración de justicia, los órganos de control del Estado y la difusión de la información. De momento sólo se les escapa Internet, ya solo queda ver cuánto tardarán en aprobar leyes que regulen internet y cierren blogs como este.

El compromiso inquebrantable de que no se contentarán con gobernar en coalición con partido alguno sin que se cumpla el anterior prerrequisito.

El compromiso de respetar la Constitución actual mientras se reforma la Constitución. Algo que debería ser obvio pero que en la práctica no se cumple por el control que ejercen los partidos ganadores sobre el Tribunal Constitucional. Por ejemplo, el artículo 40 dice: “Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa, en el marco de una política de estabilidad económica. De manera especial realizarán una política orientada al pleno empleo.” o el Artículo 41, “Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo.” Parece mentira que existan estos artículos en la Constitución a tenor de las actuales políticas.

La excusa que se esgrime para incumplir la Constitución es que en España no hay dinero para cumplir tanta palabra bonita pero sencillamente no es verdad, el problema es que los poderes que están detrás de los partidos políticos mayoritarios necesitan todo el dinero posible para sobrevivir y por eso están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias incluso enfrentándose al peligro de una revolución. El entramado de deudas creado en los últimos años y que sigue creciendo arrastra cada vez más dinero para evitar la quiebra del sistema.

En estos momentos de excepción no se trata de una cuestión ideológica de si es mejor una política de derechas o de izquierdas, de si el Estado debe cubrir más o menos servicios. Se trata de si el dinero que gestiona el Estado se debe dirigir a salvar a los poderosos o, de acuerdo con la Constitución, realizar una “política orientada al pleno empleo” y mantener “un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos”. Debemos permanecer unidos para defender nuestros derechos. Actualmente debido a nuestra situación política cualquier ayuda que dedique la Unión Europea para aliviar la situación de España acabará ineludiblemente como en el caso griego ayudando a los poderosos en vez de a los ciudadanos normales.

Ya que no hay ninguna instancia democrática que defienda la Constitución hay que arrebatar pacíficamente el poder a quienes lo detentan antes de que la violencia se desate sin control como ya ocurrió en las anteriores depresiones del siglo XX.

No hay tiempo que perder. Las cartas están echadas y cada uno debe jugar sus bazas si quiere tener una oportunidad. La espiral de violencia y represión no ha hecho más que empezar y puede ocurrir que pronto no haya quien la pare. La desintegración moral ya está en curso. Se empieza por la falta de solidaridad con el extranjero y se continúa con el prójimo. Cuando una sociedad empieza a excluir a determinados colectivos (extranjeros, inmigrantes, parados, desahuciados, …) ya nadie puede sentirse a salvo. Mañana cualquiera puede ser el siguiente objetivo.

Enlaces:

http://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_generales_de_Espa%C3%B1a_de_2011

http://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_generales_de_Grecia_de_mayo_de_2012

http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/constitucion.html

16 de abril de 2012

¿Ley de transparencia? No, ley de propaganda y opacidad

cerradura Otro ejemplo más de uso del lenguaje políticamente correcto, de la hipocresía actual. No hace otra cosa que regular la información que se publicará para que todos nos podamos enterar de lo bien que trabajan y la información que podrán denegar. Serán los mismos que elaboran la ley los que decidirán qué información se va a compartir, cuándo y cómo. Ni siquiera han concedido el derecho de enterarnos porque se deniega una determinada información. Podrán simplemente utilizar el silencio administrativo para denegarla imposibilitando saber porqué lo hacen y de esa manera no poder reformular la demanda para pasar los filtros interpuestos.

A los inocentes que piensan que son cosas del gobierno actual, les conviene saber que el anterior tenía otro anteproyecto prácticamente igual guardado en algún cajón perdido del cuál no fue capaz de sacarlo en sus ocho años de gobierno. Se ve que no sentían ninguna prisa en regular la información administrativa. En el fondo qué más da, no son más que palabras bonitas para refrendar lo que todo el mundo sabe que se tiene que hacer. En el peor de los casos puede recargar de trabajo a los funcionarios ya que tendrán que reelaborar más información para la digestión del público curioso.

Mientras tanto la corrupción y el cohecho siguen trabajando a sus anchas sin ningún tipo de control. Todos podemos ver lo difícil que resulta demostrar cualquier cosa o de analizar lo que está pasando basado en datos reales por la dificultad de acceso a la información en sus fuentes. Sólo tenemos acceso a la información deformada suministrada.

Puede que ahora lleguemos a saber a quiénes se conceden los contratos del Estado pero no:

porqué ni cómo;

cuáles son los motivos o las contraprestaciones recibidas (trajes, comidas, viajes, puestos de trabajo, …);

que en al menos alguna Comunidad “a un miembro de la familia real no se le puede hacer pasar por el bochorno de superar un concurso público”;

cuáles son las ventajas de una oferta sobre otra, ni siquiera quiénes optaron a un determinado concurso;

cuáles son los criterios que utilizan el Gobierno y el Rey para conceder indultos, incluso en temas tan delicados como la corrupción;

porqué se rescatan a los bancos y no a las empresas o personas,

qué empresas, aseguradoras o bancos han cometido delitos de estafa y en qué condiciones para que los ciudadanos no vuelvan a caer en las mismas estafas una y otra vez,

cuáles son las presiones recibidas desde los grupos de poder,

qué informes tiene la Administración,

En lo que si es transparente el anteproyecto es en lo que podemos esperar que nos oculten información:

Artículo 9. Información Pública

Se entiende por información pública la que obre en poder de cualquiera de los sujetos incluidos en el ámbito de aplicación de este Título y que haya sido elaborada o adquirida en el ejercicio de sus funciones públicas, siempre y cuando no afecte a la seguridad nacional, la defensa, las relaciones exteriores, la seguridad pública o la prevención, investigación y sanción de los ilícitos penales, administrativos o disciplinarios.

¿Qué información puede quedar que se pueda entender como información pública? Sólo la que los que interpreten la ley consideren, y son los propios organismos que deben divulgar dicha información los que tienen que interpretarla. Toda información podría potencialmente afectar a la seguridad nacional, las relaciones exteriores o la seguridad pública.

Bonita manera de generar confianza en los ciudadanos o en los países vecinos ocultando descaradamente información sin ningún tipo de control. Cómo vamos a exigir transparencia, por ejemplo, a Irán, Siria o Egipto, cuando nosotros no somos capaces de proporcionarla.

Artículo 10. Límites al derecho de acceso

El derecho de acceso podrá ser restringido cuando la divulgación de la información suponga un perjuicio para:

  • La igualdad de las partes en los procesos judiciales y la tutela judicial efectiva.
  • Las funciones administrativas de vigilancia, inspección y control.
  • Los intereses económicos y comerciales.
  • La política económica y monetaria.
  • El secreto profesional y la propiedad intelectual e industrial.
  • La garantía de la confidencialidad o el secreto requerido en procesos de toma de decisión.
  • La protección del medio ambiente.”

Así, por ejemplo, los mercados e inversores pueden estar seguros y tranquilos de que la información que se divulgue será sólo la que beneficie los intereses económicos y comerciales y la política económica y monetaria del ¿Reino de España? Tendrán que imaginarse el resto de la información. Esta es la manera de generar confianza que se le ocurre a este Gobierno que es quien gobierna, crea las leyes, administra los organismos de supervisión de la democracia y controla la justicia, mediante la elección de sus máximos representantes. No me extraña que no se fíen nada y aumenten las primas de riesgo. Este es un sobreprecio que pagamos todos por el hermetismo de los gobernantes. Las peores noticias son siempre mejores que lo que la imaginación puede generar.

Otra cosa de la que podremos estar seguros es que no podremos anticipar las decisiones hasta que se hayan adoptado. Menos mal que estas leyes nos las muestran como un libro abierto.

Artículo 13. Excepciones

Se exceptúan del ejercicio del derecho de acceso las solicitudes que se refieran a información:

  • Que esté en curso de elaboración o de publicación general.
  • Que tenga carácter auxiliar o de apoyo como la contenida en notas, borradores, opiniones, resúmenes, informes y comunicaciones internas o entre órganos o entidades administrativas.
  • Para cuya divulgación sea necesaria una acción previa de reelaboración.

Básicamente lo que viene a decir este artículo es que no se comunicará nada que no haya sido elaborado expresamente para su divulgación. Es decir, que no haya pasado por una censura previa. Y para más inri si no les da la gana ni siquiera la reelaborarán para que se pueda divulgar.

Texto completo del proyecto de ley:

http://www.leydetransparencia.gob.es/anteproyecto/index.htm

Más Información:
El Gobierno presenta la ley de transparencia y acceso a la información (RTVE):
http://www.rtve.es/noticias/20120323/ley-transparencia/509675.shtml
Las diez principales carencias de la Ley de Transparencia (La información):
http://noticias.lainformacion.com/espana/las-diez-principales-carencias-de-la-ley-de-transparencia_2D2szWr6tfQ6sfvWQtkz84/
Una ley de Transparencia llena de limitaciones y ambigüedades (Público):
http://www.publico.es/espana/427298/una-ley-de-transparencia-llena-de-limitaciones-y-ambiguedades
Propuesta de texto para la consulta pública sobre la Ley de Transparencia (Access Info Europe):
http://www.access-info.org/es/component/content/article/232-consulta-publica-ley-esp
Primera web en España que facilita solicitar información a cualquier institución pública española:
http://tuderechoasaber.es/

El anteproyecto de ley de transparencia deja fuera demasiada información (Análisis de Access Info Europe):
http://www.access-info.org/es/coalicion-pro-acceso/230-spain-draft-transaprency-law

De estos vínculos destacaría el del análisis de Access de Info Europe, del que, por cierto, me sorprende que recomiende:

“Cambiar el órgano de revisión, se debe crear un organismo independiente cuyo mandato incluya conocer los recursos de denegación de información, velar por la implementación de la ley de transparencia y promocionar el derecho de acceso a la información. El nombramiento de su presidente deberá hacerlo el parlamento por mayoría.”

Cualquier español, a estas alturas, se daría cuenta de que lo que propone no podría funcionar nunca en España porque ese organismo no sería nunca independiente desde el mismo momento en que su presidente fuera nombrado por el Parlamento. Se ve que desconocen la realidad española en que el Parlamento gracias a nuestra Constitución está siempre controlado por los mismos que gobiernan. Tenemos ya muchos ejemplos de organismos con esta clase de independencia en relación con el Gobierno (Tribunal de Cuentas, Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo, …) para poder comprobar los resultados.

Finalmente no quiero desaprovechar la ocasión para agradecer a los que redactaron este anteproyecto por ser tan claros y explícitos cuando en realidad no era necesario porque lo más fácil era copiar de otras leyes propuestas por organismos internacionales y después saltarse el espíritu de la ley a la torera (a la española). Bienvenida sea la transparencia de intenciones. Espero que se divulguen convenientemente.

29 de marzo de 2012

Huelga general en España

#globalrevolution #worldrevolution #spanishrevolution

Hoy es un gran día. Puede ser el comienzo de la toma de conciencia de una sociedad de que no se puede quedar atónita parada viendo cómo se la lleva a su ruina. Bien es verdad que la reforma laboral ofrece más posibilidades a los parados de ocupar un trabajo, aunque remunerado por una miseria, que los más perjudicados por ella son los trabajadores que llevan trabajando muchos años en una empresa, que ven ahora más cerca su despido o la pérdida de las condiciones laborales adquiridas, y que probablemente sea  por esta última razón por la que los sindicatos se hayan decidido a hacer unas movilizaciones que venían siendo necesarias desde hace ya mucho tiempo. Pero bienvenidos sean la reforma laboral y la furia de los sindicatos, no se puede seguir siendo corto de miras, tenemos que ser todos solidarios y trabajar en un frente común. No se trata de seguir separados mirando cada uno para su bolsillo. Esta reforma está integrada dentro de las políticas que se están llevando a cabo para afrontar la presente crisis y tiene como objetivo declarado y obvio transferir dinero de los trabajadores a las empresas. Pero está transferencia perjudica a todos. El consumo se resentirá, las empresas no tendrán ningún incentivo para invertir más en España y se llevarán su dinero a otra parte. Llevará a la descapitalización y a la ruina de nuestro Estado por la disminución de sus ingresos fiscales por el trabajo y la actividad económica, y a la consecuente quiebra de nuestros sistemas de protección social (pensiones, asistencia sanitaria, enseñanza universal,..).

El peor escenario posible ahora es que el Gobierno acceda a negociar con los sindicatos la reforma laboral y que acabemos con otra reforma negociada con los planteamientos presentados hasta ahora. Hay que lograr otro tipo de reformas de todo tipo más ambiciosas que garanticen el derecho de todos a trabajar y que permita el mayor bienestar posible a todos.

Para ello hay que llamar a las cosas por su nombre:

En España existe desde hace muchos años el despido libre para los trabajadores y a lo único que tienen derecho es a recibir una indemnización. La principal diferencia entre los diferentes tipos de contrato es el importe de la misma. Lo que hace esta reforma es reducir dichos importes y crear medios legales que faciliten el abuso de los empleadores. Para la mayoría de trabajadores, que trabajan en micropymes y pequeñas empresas, las demás medidas de esta suelen ser irrelevantes desde el momento en que el despido es libre: si el trabajador no acata lo que pide su empleador se le despide y punto. El único freno para su despido es su pericia en el trabajo y el coste de su sustitución. Hoy, el coste de sustitución se ha abaratado por lo que su poder de negociación se ha reducido independientemente de lo que diga cualquier ley.

Nadie esta a salvo de sufrir por la crisis. ¿Cuánto tiempo puede un pueblo quedarse parado viendo como sus integrantes se van arruinando poco a poco? ¿Nadie se ha enterado que millones de familias ya se han quedado sin trabajo?, ¿que cientos de miles se han quedado sin sus casas?, ¿que millones de jóvenes no encuentran trabajos dignos que les permita llevar una vida independiente? ¿que estamos a un paso de quedarnos sin pensiones, sanidad y enseñanza?

Con la reforma laboral no hemos perdido ningún derecho, estos están reflejados en la Constitución, que aparentemente ningún Gobierno respeta. Quizás si se avinieran a explicarnos a los cortos de entendimiento cómo hay que entender esos derechos (al trabajo, a la vivienda,…) no dudaríamos tanto de ellos ni perderíamos tanto el tiempo protestando.

En nuestra “democracia” parece ser que la única manera posible de que se respeten esos derechos es movilizándose.

Las movilizaciones no garantizan nada como lo demuestran las de Grecia, Portugal, Irlanda, Inglaterra, Francia, Alemania, EE.UU, Marruecos, Egipto, Siria, Libia, Irán… pero el mundo sería un lugar más cruel e inhóspito si no existieran.

Es preferible evitar las pataletas, y movilizarse con un objetivo en mente y actuar estratégicamente a largo plazo para lograr los objetivos deseados. Los logros muchas veces no son muy visibles y hay que esperar para empezar a ver cambios significativos.

Busca en Muévome

Bailando

Histórico