8 de mayo de 2020

España sigue sin estar preparada para la desescalada en lo que respecta a indicadores epidemiológicos. Vamos ciegos para el trompazo


¿Es razonable empezar a levantar las medidas de distanciamiento social sin que las Comunidades hayan demostrado antes que pueden trazar convenientemente los casos? ¿Basta con que digan que son capaces de hacerlo sin haberlo demostrado antes? A nuestro parecer es una locura. Es una muerte segura para miles de personas y un empobrecimiento aún mayor para todos. Esperemos confundirnos porque la decisión parece tomada.

Esperemos que el Ministerio de Sanidad disponga de datos no públicos que le permita tener indicadores buenos y que reflejen la situación actual. Por que los datos públicos son un desastre. Ni siquiera aún hoy sabemos cuántos muertos diarios tienen el virus. Se detectan solo una pequeña parte de los casos con síntomas de coronavirus, probablemente menos de la tercera parte de los casos detectables. La media en España para detectar un caso debe estar en dos o tres semanas desde el momento del contagio. Esto nos ha funcionado para contener la epidemia en las últimas semanas gracias a la fuerza bruta de mantener a la población semiaislada pero cuando se empiece a desescalar el confinamiento el batacazo puede ser descomunal. Para cuando se detecte que hay un rebrote de casos y se decida hacer algo para contenerlos, puede que la única solución que quede sea volver a una situación parecida a la actual durante otra serie de semanas. En España, cualquier cambio en la reproducción del virus no se puede apreciar claramente hasta un mes más tarde. Por ejemplo, los efectos del cierre total de la economía del 29 de marzo no se han empezado a apreciar hasta finales de abril y en el momento de escribir esto, todavía no esta claro cómo está afectando la reapertura de ciertas actividades desde el 13 de abril.





Alemania sí que ha seguido la evolución de su brote desde el primer momento y con unos estándares de eficiencia que parecen magia a las autoridades sanitarias españolas y aún así no ha tenido más remedio que aplicar también medidas de distanciamiento social. La diferencia es que ellos sí que han conseguido contener el virus con mucho menos coste económico y humano y pueden empezar a detectar los efectos de cualquier medida a partir de la primera semana de aplicarlas. Ellos probablemente estén detectando una buena parte de los casos a los pocos días del contagio, pero teniendo en cuenta que un infectado puede empezar a contagiar a partir del segundo día del contagio hasta 10 o 14 días en los casos poco graves y aún más en los casos más graves, ni siquiera así es suficiente para frenar los contagios si no se aplican otro tipo de medidas. Hay que tener en cuenta que se empieza a infectar unos dos días antes de aparecer los síntomas y para cuando una persona se decida a avisar, si es que lo hace, a las autoridades sanitarias por sus síntomas en muchos casos poco graves al principio puede que hayan pasado otra serie de días. Depende de cómo de claras sean las indicaciones para avisar a los servicios de salud, el que los avisos se hagan en el menor tiempo posible. Hay que cambiar la actitud de "me tomo un paracetamol y ya se me pasará". Todavía no he visto una campaña seria en España al respecto. Luego empieza la labor de los servicios de salud. El objetivo debería ser el hacer las pruebas y el trazado en el menor tiempo posible. En el orden de horas, no de días. Cada hora cuenta. Para eso hace faltan medios humanos además de los físicos. En cambio, las noticias que nos llegan es que están pensando en empezar a despedir personal en vez de contratarlo. El tiempo de respuesta es fundamental, no sólo para evitar nuevos contagios por los contactos del caso sospechoso sino para que la persona que ha avisado se sienta atendida y sepa cuanto antes si puede seguir su vida habitual (asistir al trabajo, a la escuela, etc.). Es fundamental que el coste personal por los avisos o la cuarentena sea el menor posible para que funcione. En España hay mucho trabajo informal y desprotegido que, en muchos casos, lo realizan jóvenes a los cuáles el coronavirus afecta poco, y en otros, personas al borde de la pobreza sin otros ingresos o recursos. También muchas personas con contratos temporales fácilmente rescindibles o autónomos sin un colchón financiero. A cualquiera de ellos y muchas personas más, una confinación innecesaria o una cuarentena les puede dejar sin el trabajo y los ingresos que tanto tiempo y esfuerzo les ha costado conseguir. Sin tener en cuenta las particularidades del caso español cualquier plan estará abocado al fracaso. No basta con trasplantar el modelo alemán.

¿Están controladas al día de hoy las residencias de ancianos cómo para permitir que aumenten los casos de coronavirus entre la población general?


A continuación mostraremos unos gráficos que nos permitirá apreciar la distinta situación entre algunas Comunidades Autónomas y Alemania.

Empezaremos por Alemania, por mostrar como debiera ser la curva de casos en relación con las muertes.

Lo primero, para tener una idea de cómo le ha afectado a Alemania, veremos el número de muertos por cada 100.000 habitantes hasta la fecha. Entre 8 y 9. En España solo Canarias ha resultado menos afectada. Murcia tiene un poco más de 9. Y el resto de las comunidades más, hasta el extremo de producirse 15 veces más muertos en la Comunidad de Madrid y la de Castilla la Mancha.



En la gráfica siguiente se puede observar que  empezaron a detectar casos tres semanas antes de empezar las primeras muertes, lo que está de acuerdo con los estudios que determinaban que el tiempo medio entre la aparición de síntomas y la muerte en los casos más graves era de unos 19 días. Y fue lo que provocó un buen número de artículos en los medios de comunicación con tesis muy curiosas. Algunos estudios determinaron al principio de la epidemia que la relación entre casos sintomáticos y muertos sería de un 3,5% o 4%. Si aplicamos este baremo veríamos que aún a Alemania se le escaparon algunos casos. Sin embargo, la relación de curvas de casos y muertos es un modelo a seguir. Se puede saber a partir de los casos cómo va evolucionando la epidemia, no hace falta esperar a los muertos, que al final no perdonaron ni siquiera a los alemanes. Consiguieron con apenas una pequeña fracción del esfuerzo que en España mantener una epidemia a raya con 15 veces menos muertos por 100.000 habitantes que en la Comunidad de Madrid. Una demostración práctica de que la ineficiencia lleva a más pobreza. Para poder ver la relación entre las curvas hemos utilizado dos escalas diferentes para los casos y la muertes que vienen reflejadas en los laterales de las gráficas. Hemos mantenido la misma relación en todas las gráficas de las distintas unidades geográficas para poder compararlas visualmente.




Empezaremos por ver las muertes acumuladas totales en cada Comunidad Autónoma. Las que más muertes reportan son la Comunidad de Madrid y Cataluña pero son también de las que más población tienen.

Para poder ver cómo ha sido la gravedad de la epidemia en cada una de ellas hay que verlas en relación con la población total de cada una de ellas. Según el INE, en 2019, la población era la siguiente:
Andalucía
8414240
Aragón
1319291
Asturias, Principado de
1022800
Balears, Illes
1149460
Canarias
2153389
Cantabria
581078
Castilla - La Mancha
2032863
Castilla y León
2399548
Cataluña
7675217
Ceuta
84777
Comunitat Valenciana
5003769
Extremadura
1067710
Galicia
2699499
Madrid, Comunidad de
6663394
Melilla
86487
Murcia, Región de
1493898
Navarra, Comunidad Foral de
654214
País Vasco
2207776
Rioja, La
316798

Si miramos las muertes por cada 100.000 habitantes vemos que las Comunidades Autónomas que más han sufrido han sido Castilla La Mancha, la Comunidad de Madrid y la Rioja. ¿Por qué? En las gráficas siguientes veremos algunas peculiaridades que seguramente influyeron.

Recordemos que los hitos de intervención en España fueron el 14 de marzo, cuando se declaró el estado de alarma, y con él el cierre parcial de la actividad económica, el 29 de marzo, con un cierre total, y el 13 de abril, con la vuelta al cierre parcial.
Una de las primeras comunidades que detectaron casos fue la Comunidad de Madrid. Hay muy pocos días de precesión entre la curva de casos y la de muertes. Lo que indica que hay unas dos semanas de retraso entre el diagnóstico en Alemania y el de la Comunidad de Madrid. ¡El pico de diagnósticos precedió al de muertes solo en un día! Llegó a tener tal retraso en los diagnósticos que muchos se debieron morir sin diagnóstico confirmado. A partir de ahí fueron confluyendo las dos curvas de modo que no se puede reconocer casi nada excepto que los muertos se ven menos influidos por los fines de semana que los casos detectados.

La Comunidad que más está sufriendo la epidemia es Castilla la Mancha. Otro caso de detección tardía e insuficiente. La curva de casos está aún más pegada a la de muertes lo que indica un retraso enorme en la detección de casos y un detección de casos muy baja. La curva de muertes en meseta se debe seguramente a que faltan muchas muertes causadas por el COVID por diagnosticar, como se intuye de los informes MOMO. Habría que investigar que pasó en esa Comunidad, por qué se llegó a esa situación tan nefasta, peor aún que la media de España.


En Cataluña la incidencia por 100.000 habitantes fue mejor. Se ve que se benefició de que la epidemia llegó más tarde a Cataluña. Pero no consiguió mejorar mucho la capacidad de diagnóstico con respecto a la Comunidad de Madrid.




En Murcia tenemos la mejor Comunidad de la Península en cuanto a detección de casos. Se detectaron los primeros casos con buena antelación y se dio una buena cantidad de casos detectados para la media española. De todos modos tuvo la suerte de que cuando se estableció el estado de alarma tenía pocos casos. Y aún con todo esto, tiene más casos por 100.000 habitantes que Alemania. Actualmente, La Región es la única comunidad en contar con un sistema de información a tiempo real sobre el Covid-19 paso aconsejable para cualquier comunidad que quiera desescalar el confinamiento sin sorpresas.

En Andalucía tenemos también una baja mortalidad por 100.000 habitantes y unas curvas mejores en que las comunidades más castigadas. Pero vemos que también se detectaron tarde los primeros casos.

No hemos analizado todas las comunidades por publicar rápido este artículo pero la situación en todas ellas es parecida. El protocolo de detección de casos viene determinada desde el ministerio de sanidad y se diseñó para detectar solo los casos más graves, suponemos que por falta de capacidad técnica para detectar el resto de los casos. Para poner a punto un sistema que detecte los casos en cuestión de horas y haga un correcto trazado de los contactos hace falta mucho personal entrenado y con experiencia.







Busca en Muévome

Histórico