29 de marzo de 2012

Huelga general en España

#globalrevolution #worldrevolution #spanishrevolution

Hoy es un gran día. Puede ser el comienzo de la toma de conciencia de una sociedad de que no se puede quedar atónita parada viendo cómo se la lleva a su ruina. Bien es verdad que la reforma laboral ofrece más posibilidades a los parados de ocupar un trabajo, aunque remunerado por una miseria, que los más perjudicados por ella son los trabajadores que llevan trabajando muchos años en una empresa, que ven ahora más cerca su despido o la pérdida de las condiciones laborales adquiridas, y que probablemente sea  por esta última razón por la que los sindicatos se hayan decidido a hacer unas movilizaciones que venían siendo necesarias desde hace ya mucho tiempo. Pero bienvenidos sean la reforma laboral y la furia de los sindicatos, no se puede seguir siendo corto de miras, tenemos que ser todos solidarios y trabajar en un frente común. No se trata de seguir separados mirando cada uno para su bolsillo. Esta reforma está integrada dentro de las políticas que se están llevando a cabo para afrontar la presente crisis y tiene como objetivo declarado y obvio transferir dinero de los trabajadores a las empresas. Pero está transferencia perjudica a todos. El consumo se resentirá, las empresas no tendrán ningún incentivo para invertir más en España y se llevarán su dinero a otra parte. Llevará a la descapitalización y a la ruina de nuestro Estado por la disminución de sus ingresos fiscales por el trabajo y la actividad económica, y a la consecuente quiebra de nuestros sistemas de protección social (pensiones, asistencia sanitaria, enseñanza universal,..).

El peor escenario posible ahora es que el Gobierno acceda a negociar con los sindicatos la reforma laboral y que acabemos con otra reforma negociada con los planteamientos presentados hasta ahora. Hay que lograr otro tipo de reformas de todo tipo más ambiciosas que garanticen el derecho de todos a trabajar y que permita el mayor bienestar posible a todos.

Para ello hay que llamar a las cosas por su nombre:

En España existe desde hace muchos años el despido libre para los trabajadores y a lo único que tienen derecho es a recibir una indemnización. La principal diferencia entre los diferentes tipos de contrato es el importe de la misma. Lo que hace esta reforma es reducir dichos importes y crear medios legales que faciliten el abuso de los empleadores. Para la mayoría de trabajadores, que trabajan en micropymes y pequeñas empresas, las demás medidas de esta suelen ser irrelevantes desde el momento en que el despido es libre: si el trabajador no acata lo que pide su empleador se le despide y punto. El único freno para su despido es su pericia en el trabajo y el coste de su sustitución. Hoy, el coste de sustitución se ha abaratado por lo que su poder de negociación se ha reducido independientemente de lo que diga cualquier ley.

Nadie esta a salvo de sufrir por la crisis. ¿Cuánto tiempo puede un pueblo quedarse parado viendo como sus integrantes se van arruinando poco a poco? ¿Nadie se ha enterado que millones de familias ya se han quedado sin trabajo?, ¿que cientos de miles se han quedado sin sus casas?, ¿que millones de jóvenes no encuentran trabajos dignos que les permita llevar una vida independiente? ¿que estamos a un paso de quedarnos sin pensiones, sanidad y enseñanza?

Con la reforma laboral no hemos perdido ningún derecho, estos están reflejados en la Constitución, que aparentemente ningún Gobierno respeta. Quizás si se avinieran a explicarnos a los cortos de entendimiento cómo hay que entender esos derechos (al trabajo, a la vivienda,…) no dudaríamos tanto de ellos ni perderíamos tanto el tiempo protestando.

En nuestra “democracia” parece ser que la única manera posible de que se respeten esos derechos es movilizándose.

Las movilizaciones no garantizan nada como lo demuestran las de Grecia, Portugal, Irlanda, Inglaterra, Francia, Alemania, EE.UU, Marruecos, Egipto, Siria, Libia, Irán… pero el mundo sería un lugar más cruel e inhóspito si no existieran.

Es preferible evitar las pataletas, y movilizarse con un objetivo en mente y actuar estratégicamente a largo plazo para lograr los objetivos deseados. Los logros muchas veces no son muy visibles y hay que esperar para empezar a ver cambios significativos.

Busca en Muévome

Bailando

Histórico